Siguiendo con el tema del post anterior, veamos la primera historia fílmica del detective. Se trata de Sherlock Holmes Baffled, producida en 1900 (©1903). Más que una película, se trata de una secuencia de fotografías impresas en cartón que luego eran unidas mediante anillos para alimentar un mutoscopio, una suerte de flipbook mecánico donde a cambio de una moneda las personas veían estos cortometrajes a través de un visor.

Más info en Wikipedia, como siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *