Dicen que sus orígenes están en el viejo continente, dada la presencia de vinos dulces o añejos en la mezcla, como el Oporto. Es un trago dulce y calórico, perfecto para antes de la cena, cuando la temperatura del ambiente lo permite. Es la delicia de las señoritas, así que lúzcase precalentando esa pierna suave con una buena Vaina.

[Imagen] Vaina servida en copa flauta
Vaina et al. Foto "prestada" de CronicasViajeras.es

Su preparación es bastante simple. Tan sólo necesitamos 50cc de vino añejo u Oporto, 30cc de Cognac y 30cc de licor de cacao. Batimos todo eso en una coctelera junto a dos o tres cucharaditas de azúcar flor (unos 30cc de jarabe de goma también hacen el truco) y la yema de un huevo. Servimos todo eso en una copa flauta previamente enfriada, le espolvoreamos canela y listo. Ya tenemos a una señorita alabando sus dotes de barman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *