Si en algún momento los ISP‘s pensaron que podían hacer negocio instalando hotspots wi-fi con restricciones (como los de Telefónica y Telefónica del Sur), pues, que se vayan al carajo. Ahora estoy conectado en el Drugstore, en Providencia, y el hotspot del café pide una password a través de una web programada en ASP, que ni siquiera funciona en Firefox. Pero qué tanto… Si hay como tres redes más, y libres.

Que se jodan.

2 comentarios en “Mis calzones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *